JOKER, EL ROBOT EXPLORADOR ALEMÁN DE CHERNOBYL

por | octubre 23, 2019

Los robots exploradores tienen diferentes aplicaciones y utilidades, entre las que podemos destacar las misiones de exploración y de reconocimiento. Pero también son de especial utilidad para evitar poner en riesgo la vida de las personas, y más cuando hablamos del mayor desastre nuclear de la historia.

Así es, hablamos de Chernobyl, la central nuclear que en 1986 tuvo una explosión en el reactor nº 4 desatando una radiación de nivel 7 en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares. Hoy vamos a recordar a Joker, el robot explorador que Alemania ofreció al gobierno ruso para intentar frenar el vertido de radiación nuclear a la atmósfera y la retirada de los escombros compuestos especialmente por el grafito contaminado.

Robot Joker de origen alemán desintegrado en la central de Vladimir Llich Lenin

Hablar del robot explorador Joker es hablar de la historia heroica de un robot que fue enviado a la muerte antes de poner un dedo en su destino. Joker, que así es como se llamaba un robot de fabricación alemana, era una máquina teledirigida utilizado en misiones tácticas de la policía y del ejército, concretamente un robot para la desactivación de bombas .

Inaugurada en 1972, la central de Vladimir Llich Lenin, a 18 km de Chernobyl estaba considerada como la más potente de todo el mundo. Cuando sucedió la catástrofe de Chernobyl catorce años más tarde, en un primer momento el gobierno soviético quería enviar a Lunokhod, un robot explorador que pertenecía a las misiones espaciales soviéticas. Al enterarse de lo sucedido, el gobierno alemán ofreció los servicios de su famoso robot al gobierno ruso para que ayudase en las labores de limpieza y control de daños del material radioactivo.

Las autoridades soviéticas habían hecho público que la radiación era de 2.000 roentgenes, ocultando que en realidad superaba los 12.000.

robot explorador Joker alemán en Chernobyl

Como era de prever, el robot no estaba preparado para ser expuesto a una radiación tan sumamente potente, por lo que nada más ser colocado sobre el techo del reactor, irremediablemente se fundió

Como era de prever, el robot no estaba preparado para ser expuesto a una radiación tan sumamente potente, por lo que nada más ser colocado sobre el techo del reactor, irremediablemente se fundió.  

Finalmente los escombros radiactivos del techo de la cubierta tuvieron que ser retirados por humanos de manera manual.

hombres en chernobyl

A estos heroes se les indico que no podían permanecer más de 90 segundos expuestos ante la radiación

La parte inferior del reactor finalmente fue limpiada por los robots Lunokhod soviéticos que fueron reforzados para poder soportar los niveles.

A pesar de que la historia no los haya recordado con el honor que se merecen, en Chernobyl además de Joker, trabajaron otros robots en las labores de reconocimiento y de limpieza, como fue el STR-1, Mobot H-HV y el modelo HV-2.

Te recomendamos que conozcas al robot rover Curiosity en el Planeta Marte